¡Buenos días mundo!


Hace mucho tiempo que no escribo en el blog, y con la vuelta a la normalidad y el inicio del nuevo curso escolar, me han entrado unas enormes ganas de volver a retomar esta pasión oculta de escribir (y también la de estar más activa en mis dos redes sociales; Pinterest e Instagram).

Quisiera dar las gracias a esa parte pequeña del mundo que me lea, y que quiera compartir conmigo un trocito de sus ideas e inquietudes. El otro día, a través de Pinterest, encontré esta frase que me gustó bastante “Valora a quien te dedica su tiempo, te está dando algo que nunca recuperará.” 

Muchas gracias por dedicar un poquito de tu tiempo a este proyecto.
Ahora pasemos a lo bueno… quisiera hacer un breve resumen de lo que ha sido este verano y estos meses sin escribir por aquí. Sinceramente, han sido muy buenos, podría decir que de los mejores de mi vida.
Lo primero, y lo que más me ilusiona contar, es que estoy embarazada. No tengo palabras para describir lo que siento. Estoy muy feliz y me encuentro con mucha energía. Son muchas sensaciones nuevas. Creo que me he vuelto más receptiva y  estoy más alerta de todo lo que ocurre a mi alrededor. Echo de menos a mis seres queridos, pero los siento muy cerca. Ser madre será un camino que me hubiera gustado recorrer con ellas, pero la vida no me dio esa oportunidad. Estarán presentes cada minuto, porque forman parte de mí y de la esencia con la que me enfrento a esta nueva aventura.
Os podréis imaginar las ganas que tengo de que nazca.

Lo segundo es que en este tiempo me he dado cuenta de lo importante que es crecer. Hacer frente a las situaciones que se nos plantean a diario nos ayudan a ser mejores y nos hacen más fuertes. Todo esto hace que maduremos y que vayamos construyendo nuestra propia historia. Las decisiones que tomamos nos hacen ser lo que somos. Durante este tiempo he aprendido que hay que saber ser feliz con lo que se tiene y elegir bien entre todas las opciones que se nos plantean en el camino.
Para finalizar este post, sólo quiero desearos un buen inicio de curso. Ánimo y fuerza para perseguir vuestras metas. Aquí dejo toda una declaración de intenciones… el cuaderno está abierto y listo para que lo rellenemos  ¿Quién se anima? Esto ha sido un breve resumen de mi verano. ¿Cómo ha sido el vuestro? Soy toda oídos…

Gracias por tu tiempo!